This post was originally published on this site

¿Cómo envejecen los gatos? Síntomas y enfermedades frecuentes

This post was originally published on this site

Cuando adoptamos una mascota, deseamos que esté con nosotros el máximo tiempo posible. Sin embargo, al igual que ocurre con los humanos, los gatos también envejecen. La esperanza de vida de los gatos domésticos es de 19 años, y comienzan a envejecer a partir de los 12 años de edad. El proceso es muy similar al de los humanos, aunque es importante tener en cuenta que la vejez no es una enfermedad en sí misma. Ahora bien, implica una serie de cambios a nivel físico y psicológico que debemos afrontar.

La vejez en los gatos

Cuando los gatos cumplen 10 años de edad, sus movimientos se vuelven más lentos y son más susceptibles de sufrir estrés ante cualquier cambio en su rutina. A esta edad pueden empezar a sufrir las mismas enfermedades que las personas mayores: artritis, diabetes, pérdida de memoria…

A partir de los 12 años, muchos gatos sufren pérdida de visión y de oído. También pueden desarrollar problemas cognitivos relacionados con la edad.

A partir de los 15 años, los gatos viven como una persona de 80 años. Es muy probable que tengan problemas de salud, y no son capaces de responder como lo hacían antes. Debemos estar muy pendientes de su cuidado, manteniendo hábitos de alimentación e higiene. Los síntomas que indican que los animales tienen dolor son: falta de aliento y jadeo.

Enfermedades crónicas

A medida que los gatos envejecen, su sistema inmunológico se debilita progresivamente, lo que aumenta de forma notable la probabilidad de que agentes externos ingresen en el organismo de los animales. Es normal que aparezcan enfermedades crónicas, y se hace necesario acudir a la consulta veterinaria con mayor frecuencia.

Degeneración de las articulaciones

Como resulta lógico, los gatos son menos activos a medida que se hacen mayores. Esto se traduce en una pérdida del tono muscular y en una degeneración de las articulaciones. Además, algunos animales sufren artritis.

Piel más fina

Resulta increíble las grandes similitudes que existen en el proceso de envejecimiento de los gatos y de los humanos. A ellos también se les vuelve la piel más fina al ralentizarse la circulación sanguínea y reducirse la flexibilidad. Esto hace que estén más expuestos a enfermedades dermatológicas e infecciones.

¿Hay algo que podamos hacer para evitarlo? Lo más importante es cepillar el pelo de nuestra mascota a diario. Por lo general, no debemos prestar demasiada atención a la higiene de los gatos porque ellos se limpian y acicalan solos. Pero la cosa cambia a medida que se hacen mayores.

Cepillar el pelo de los gatos es esencial para evitar problemas en la piel y que se traguen bolas de pelo (muy peligrosas porque obstruyen su aparato digestivo).

Beneficios de dormir con tu gato

Pérdida de memoria

Sí, los gatos también pierden la memoria, e incluso a veces tienen grandes cambios en su comportamiento y en su personalidad. Acerca de cómo envejecen los gatos y cómo podemos darnos cuenta de que el proceso de envejecimiento ha comenzado, en muchos casos es tan fácil fijarse en cómo se comportan: maúllan más de lo normal, están intranquilos, se desorientan, evitan interactuar…

Más allá de los signos propios del envejecimiento, hay algunas señales a las que debemos prestar atención porque pueden esconder un problema mayor. Por lo general, los gatos ocultan los síntomas de cualquier enfermedad, de forma que si notamos cualquier cambio en su comportamiento, como por ejemplo que deja de comer o que no quiere estar en su sitio favorito de la casa, debemos acudir a la clínica veterinaria.

Algunos de los síntomas que pueden hacer saltar las alertas son: pérdida de apetito, aumento de la sed, dificultad para levantarse, desorientación o cambios de comportamiento.

Consejos básicos para cuidar gatos mayores

Los cuidados específicos son fundamentales para que nuestros gatos disfruten de la mejor calidad de vida durante su vejez. Lo más importante es realizar las revisiones por parte del veterinario con mayor frecuencia, al menos dos veces al año.

Sobre la alimentación, si han perdido los dientes, podemos ofrecerles alimentos húmedos. Los gatos mayores siempre deben tener agua limpia y fresca a su disposición.

Cuando son mayores muchos gatos se desorientan, así que podemos colocarles varias bandejas repartidas por toda la casa. Por supuesto, hay que limpiarlas a diario. Los areneros tienen que ser cómodos y no tener bordes altos, para que puedan entrar y salir sin dificultad.

Sobre el ejercicio, es importante que los gatos, aunque sean ancianos, hagan algo de actividad diaria adaptada a su edad. Podemos estimular a nuestras mascotas con rascadores y juguetes.

Y, por último, no debemos olvidarnos de darles todo el cariño y el amor que se merecen. Esto les reconforta tanto física como mentalmente.

Show Buttons
Hide Buttons
media.net, 8CU74MS63, DIRECT google.com, pub-7439041255533808, RESELLER, f08c47fec0942fa0 rubiconproject.com, 19398, DIRECT, 0bfd66d529a55807 rubiconproject.com, 19398, RESELLER, 0bfd66d529a55807 pubmatic.com, 157599, DIRECT, 5d62403b186f2ace pubmatic.com, 157599, RESELLER, 5d62403b186f2ace openx.com, 537100188, RESELLER, 6a698e2ec38604c6 districtm.io, 100600, DIRECT rubiconproject.com, 17054, RESELLER pubmatic.com, 156181, RESELLER spotxchange.com, 211156, RESELLER, 7842df1d2fe2db34 spotx.tv, 211156, RESELLER, 7842df1d2fe2db34