This post was originally published on this site

El covid-19 dispara el interés por las viviendas unifamiliares: se venden 400 unidades al día

This post was originally published on this site

El avance de la pandemia del coronavirus y el miedo a nuevos confinamientos sigue alimentando el interés de los usuarios por las viviendas unifamiliares. Tanto es así, que las operaciones de compraventa de este tipo de inmuebles se dispararon un 22% interanual en noviembre, frente al descenso del 0,9% que registró la compraventa total de inmuebles, llegando a las 48.251 transacciones, según la última estadística del Consejo General del Notariado. Eso supone que en el décimo mes del año se firmaron 13.252 operaciones para adquirir una vivienda unifamiliar, lo que se traduce en una media de 400 unidades al día.

El cambio de tendencia habitacional se ha reflejado a lo largo de todo el 2020 en la estadística que elaboran los notarios

El interés por las viviendas unifamiliares -más amplias, con más luz y zonas exteriores- se disparó tras el confinamiento decretado en marzo del año pasado. La explicación es sencilla: los meses de encierro hicieron que muchas personas se dieran cuenta de las carencias de sus hogares y de que necesitaban espacios más grandes y luminosos para vivir. A ello hay que sumar la implantación casi generalizada del teletrabajo o del trabajo mixto, que ha permitido a muchas personas permanecer más tiempo en sus casas.

El cambio de tendencia habitacional se ha reflejado a lo largo de todo el año 2020 en la estadística que elaboran los notarios. De hecho, las operaciones de compraventa sobre viviendas unifamiliares se han disparado por encima del 20% en los meses de julio, agosto y septiembre. En la actualidad, las operaciones están por encima de las que se realizaron en 2007, a las puertas de la crisis financiera. En concreto, en noviembre de 2007 se ejecutaron 12.633 operaciones de compraventa sobre viviendas unifamiliares, mientras que la cifra se eleva a 13.252 en noviembre de 2020.

Los meses de confinamiento hicieron que muchas personas se dieran cuenta de las carencias de sus hogares y de que necesitaban espacios más grandes, luminosos y zonas exteriores para vivir

“La demanda ahora, opta más por vivienda nueva que antes, buscando características en las viviendas de obra nueva zonas al aire libre como terrazas, balcones o jardines, mayor superficie, eficiencia energética, espacio para el teletrabajo o ubicación en las afueras de las ciudades, que son más difíciles de encontrar en las casas usadas”, explican fuentes del sector.

El precio de los pisos bajó un 5,4% en noviembre, mientras que el de las viviendas unifamiliares subió un 0,2% interanual

Precisamente, la estadística de los notarios también confirma que las transacciones de pisos de segunda mano se han hundido un 9,4% en noviembre, mientras que las operaciones sobre pisos nuevos aumentaron un 17,5% interanual.

Por lo general, las viviendas unifamiliares se ubican en las zonas del extrarradio de las ciudades o en localidades pequeñas alejadas de las grandes ciudades. A pesar de ello, los expertos descartan que se vaya a producir un éxodo al campo. Los motivos son varios: muchas profesiones no pueden acogerse al teletrabajo, hay escasez de oferta y el acceso a las telecomunicaciones está limitado. «La oferta de chalets vacacionales de interior es muy escasa, ya que los propietarios de este tipo de vivienda las utilizan como segunda residencia. No las sacan al mercado», explican los expertos.

La brecha de precios 

La crisis del coronavirus también ha constatado la brecha de precios que existe entre los pisos y las viviendas unifamiliares. De hecho, la última estadística elaborada por los notarios desvela que el metro cuadrado de las viviendas compradas en noviembre retrocedió un 5,7% hasta los 1.362 euros. El resultado se explica por el menor precio de los pisos, que bajaron un 5,4%, mientras que el de las viviendas unifamiliares subieron un 0,2% interanual.

A pesar de la mayor demanda de vivienda unifamiliar, los expertos descartan que se vaya a producir un éxodo al campo

«El Covid-19 lo ha cambiado todo. También el mercado de la vivienda, del que ha salido fortalecida la obra nueva respecto a la segunda mano, con la que se ha abierto aún más la brecha de precios y, sobre todo, desde el punto de vista de la demanda, que se ha volcado hacia el mercado de obra nueva. La obra nueva se ha convertido en la preferencia de la demanda y esto tiene su eco en los precios, que están resistiendo perfectamente», explican las mismas fuentes inmobiliarias.

Respecto a los préstamos hipotecarios, en términos globales se realizaron un total de 33.976 operaciones en noviembre, lo que supone un 1,9% más que en el mismo mes de 2019. La cuantía media de los préstamos fue de 161.702 euros, lo que desvela una caída del 8,1% si se compara con noviembre de 2019.

Show Buttons
Hide Buttons
media.net, 8CU74MS63, DIRECT google.com, pub-7439041255533808, RESELLER, f08c47fec0942fa0 rubiconproject.com, 19398, DIRECT, 0bfd66d529a55807 rubiconproject.com, 19398, RESELLER, 0bfd66d529a55807 pubmatic.com, 157599, DIRECT, 5d62403b186f2ace pubmatic.com, 157599, RESELLER, 5d62403b186f2ace openx.com, 537100188, RESELLER, 6a698e2ec38604c6 districtm.io, 100600, DIRECT rubiconproject.com, 17054, RESELLER pubmatic.com, 156181, RESELLER spotxchange.com, 211156, RESELLER, 7842df1d2fe2db34 spotx.tv, 211156, RESELLER, 7842df1d2fe2db34